107. Evita estos 5 errores comunes (que yo misma he cometido) al intentar vender un servicio

Hoy quiero compartir con vosotros algunos mitos sobre los lanzamientos que, a mi parecer, deberían ser desmitificados.
Hablemos de esos errores que podrían estar poniendo trabas en tu camino. Todos cometemos errores, pero si tenemos a alguien que ya ha pasado por eso y nos puede ayudar a evitarlos en nuestro negocio, mucho mejor, ¿no?

Aquí te presento 5 errores comunes que muchos emprendedores, incluida yo, hemos cometido al intentar vender un servicio o programa:
 

1. Promesa demasiado amplia o abstracta

Imagina que te ofrecen una «experiencia gastronómica única». ¿Te suena bien, verdad? Pero, ¿qué es realmente? ¿Una cena bajo las estrellas? ¿Un picnic? ¿Un curso de cocina? La vaguedad puede ser tu peor enemigo.
 

2. Querer vender a una audiencia fría que no te percibe como experto sobre esa temática

Imagina que estás en una fiesta y alguien que nunca has visto te pide que le prestes 100 €. Un poco raro, ¿no? Pues eso pasa cuando intentas venderle a alguien que apenas te conoce o no te percibe como experto en lo que ofreces.

No puedes esperar que alguien saque su tarjeta de crédito si acabas de entrar en su radar. Primero, debes establecerte como una autoridad en tu nicho y construir confianza. Si te lanzas a vender sin antes haber creado esa relación, es probable que no obtengas el resultado esperado.
 

3. No crear contenido que vaya dirigido a cada una de las fases de consciencia de tu cliente

Cada cliente potencial se encuentra en una etapa diferente del viaje. Algunos aún no son conscientes de su problema, mientras que otros están buscando activamente una solución. Si no incluyes contenido dirigido a cada una de estas etapas, estás dejando de lado a una gran parte de tu audiencia.
 

4. No crear contenido que vaya dirigido a cada una de las fases de consciencia de tu cliente

Aquí es donde me encuentro con un error muy común. Algunos deciden hacer directos o entrevistas para ganar visibilidad justo cuando están a punto de lanzar. Hold on! Las colaboraciones son fabulosas, pero necesitan tiempo para marinar. Si haces un directo y el mismo día intentas vender, eso raramente funciona. Es como conocer a alguien en una cita y pedirle matrimonio en la segunda. Dales tiempo para enamorarse de ti, de tu experiencia y, luego, de tu oferta. El timing es crucial.
 

5. Intentar venderse a sí mismos en lugar de vender un método

Mientras tu experiencia y habilidades son cruciales, lo que realmente busca tu cliente es un camino claro hacia su objetivo. Un proceso que les dé confianza.

Este error ocurre cuando en lugar de hablar de nuestro método, sistema o programa, todas nuestras llamadas a la acción son algo así como:

«si quieres que te ayude a…»
«si quieres hacer este proceso conmigo…»


Piensa esto: Si eres un experto en fitness, no venden tus bíceps, vende el método que usarán tus clientes para conseguir los suyos.

Okey. Ahora que hemos hablado de los errores a evitar, pasemos a ver las soluciones.
 
Si te has identificado con al menos 1 de estos 5 errores, entonces el taller gratuito «Planifica tu próximo lanzamiento de éxito de la A a la Z» es el siguiente paso lógico para ti. Vamos a profundizar en todos estos puntos y mucho más. ¿Por qué quedarse solo con el aperitivo cuando puedes tener todo el banquete?
 
 
Como ya has reservado tu plaza para el taller, me encantaría que me escribieras por Instagram y me dijeras en cuál de estos 5 puntos crees que necesitas más ayuda. O si se te ocurre otro punto relacionado con estrategia de lanzamientos que te gustaría que cubriera en el taller, cuéntame. Todavía me da tiempo a añadir algunas cositas. 😊

Si eres un experto en fitness, no venden tus bíceps, vende el método que usarán tus clientes para conseguir los suyos.

5 soluciones para evitar errores clásicos en lanzamientos

Si me conoces, sabes que limitarme a decirte lo que podrías estar haciendo mal, sin darte ninguna solución, no es mi estilo. Así que aquí van 5 recomendaciones para solucionar o evitar los errores que acabamos de comentar más arriba.
 
1. Define una promesa concreta y específica para tu oferta
La claridad es poder. Al definir tu promesa, asegúrate de que sea tan clara que cualquiera pueda visualizar el resultado final.

Vamos a ser honestos, si me dices «Programa coaching para aumentar tu confianza», suena atractivo pero también… ¿ambiguo? Pero si me detallas, «Programa práctico de 10 semanas para hablar en público como un pro», ¡ahí sí te escucho!

Acción práctica: Revisa tu oferta y hazte la siguiente pregunta: «Si fuera un completo desconocido, ¿entendería qué es lo que realmente me ofrecen con este servicio o programa?» Si la respuesta es no, es hora de concretar más.
 
2. Prepara a tu audiencia antes de vender
La magia del pre-lanzamiento es crear esa anticipación y establecerte como la autoridad indiscutible en tu nicho. La gente quiere comprar de expertos, no de aficionados. Hablaremos de esto en profundidad en el próximo taller.

Acción práctica: Dedica al menos unas semanas antes de tu lanzamiento a compartir tu mejor contenido de manera gratuita. Demuestra que puedes solucionar un problema, aliviar un dolor o simplemente agregar valor de manera significativa. Y no, no te guardes tus mejores jugadas para después.
 
3. Conecta con cada etapa de tu cliente

No todos los clientes están listos para comprar de inmediato, y eso está bien.

Acción práctica: Planifica una serie de contenidos para cada fase de consciencia: desde la toma de consciencia del problema hasta la consideración de soluciones. Un simple brainstorming en una tarde puede darte un mes de contenido.

 
4. Planifica tu visibilidad
La anticipación es tu mejor aliada cuando se trata de hacer ruido en el mercado.

Acción práctica: Programa tus colaboraciones y acciones de visibilidad al menos con un mes de antelación a tu lanzamiento. Y no olvides nutrir la relación con esas personas que vayan llegando a tu mundo durante el proceso.
 
5. Vende la solución, no tu ego:
Si hay algo que bloquea a la mayoría de los emprendedores a la hora de vender, es la sensación de que están «vendiéndose» a sí mismos. No es fácil sentir que te estás promocionando. Pero tengo buenas noticias: en realidad, no deberías estar vendiéndote a ti mismo. Deberías estar vendiendo tu método, sistema o paso a paso.

Por supuesto, tu personalidad y experiencia son un valor añadido, pero lo que realmente atrae a la gente es una solución clara y estructurada a su problema. Así que, en lugar de presentarte como «Déjame enseñarte», enfócate en «Descubre el método paso a paso que te hará conseguir X en Y tiempo».

Acción práctica: Echa un vistazo a cómo presentas tu servicio. Si notas que estás centrando demasiado el mensaje en ti, es el momento de reenfocar. Cambia tu enfoque hacia el método o sistema específico que ofreces. Por ejemplo, en lugar de «Soy un experto en marketing», opta por «Tengo un método probado de 6 semanas para aumentar tu engagement en redes sociales en un 50%». Al trasladar el foco de ti a la solución te será mucho más fácil venderte.
Compartir:
EMPIEZA POR AQUÍ

Guía Gratuita: 10 Ganchos para Contenido Viral

¿Quieres expandir tu alcance y llegar a nuevos potenciales clientes con tu contenido?

Esta guía te dará ideas previamente validadas para hacer crecer tu audiencia, que puedes aplicar a tus reels, posts y stories.

Obtén acceso inmediato y empieza a viralizar tu contenido.