52. Esto es lo que haría si tuviera que posicionar mi marca personal desde cero

Los 7 pasos que yo haría si tuviera que posicionar otra vez mi marca personal desde cero, o si fuera a empezar un nuevo proyecto con mi marca personal para crear esa marca personal, posicionarla, darme a conocer, etc.

El número de seguidores importa, pero no importa tanto como la calidad de los mismos.

Esta semana os traigo un episodio que sé que os va a gustar y ser muy útil, especialmente a aquellos que tengáis una marca personal o que estéis en el punto de empezar a crear o a posicionarla. Vamos a dedicar este episodio a ver el paso por paso de qué es lo que yo haría ahora si tuviera que posicionar otra vez mi marca personal desde cero, o si fuera a empezar un nuevo proyecto con mi marca personal para crear esa marca personal, posicionarla, darme a conocer, etc.

Lo vamos a dividir en siete pasos, ¡vamos allá!

 

 

1.  Define cuál va a ser tu posicionamiento

El primero de ellos es para mí el más importante, sin este no tiene sentido que sigamos avanzando, y es trabajar y definir cuál va a ser nuestro posicionamiento. Aquí incluye lo que es asentar las bases de cualquier negocio, que es tener muy claro cuál va a ser el cliente ideal al que nos dirigimos, qué es exactamente lo que tú vas a ofrecer, es decir, sobre todo saber expresarlo con palabras y saber resumirlo para que no sea algo difícil de comunicar, porque si no, luego se nos va a hacer muy difícil mantener ese perfil de redes sociales a trabajar el contenido y que esa audiencia entienda qué es lo que ofrecemos.

Y todavía más importante, cuál va a ser esa característica principal de nuestra marca personal que nos va a permitir diferenciarnos de los demás. Esto soy consciente de que, sobre todo al principio, cuesta detectar qué es lo que nos diferencia frente a la competencia, frente a todas las otras marcas personales que a lo mejor ofrecen el mismo tipo de servicio o parecido.

 

 

Un ejercicio que a mí me gusta mucho hacer es:

  1. Primero centrarse en hacer una especie de brainstorming, lluvia de ideas, de cuáles son todas esas características o puntos fuertes que tenemos nosotros como profesionales con nuestra marca personal a la hora de hacer nuestro trabajo y podéis poner allí todos los que se os ocurra.
  2. Y el siguiente paso (importante no quedarnos en el primero, sino hacer este segundo paso para asegurarnos de que esto nos llevará a descubrir cuál es realmente nuestra diferenciación), sería hacer un poco de análisis de la competencia, de otros perfiles de otras personas que tengan una marca personal, o trabajen en nuestro mismo sector y ver cuáles de esos puntos fuertes también los tienen esas otras personas. De esa manera podemos ir tachando o descartando esas características, puntos fuertes que a pesar de que nosotros los tenemos y que son algo positivo, también los tienen la mayoría de nuestra competencia. Entonces, no tendría mucho sentido centrar nuestra comunicación en ese punto, cuando todas las otras opciones de la competencia también tienen ese punto fuerte.
 

Es un ejercicio interesante para llevarnos a descubrir qué es lo que potencialmente nos diferencia o qué es lo que podemos ir repitiendo en nuestra comunicación para que nuestro cliente ideal sepa:

«Ah mira, fulanito es diferente a su competencia porque ofrece esto de esta manera o tiene una forma de entender x temática peculiar o diferente a la mayoría de otros profesionales, etc»

 

Veamos un ejemplo: 

Si por ejemplo hablamos de una nutricionista, después de hacer todo este reconocimiento, este trabajo de brainstorming y demás, llega a la conclusión de que su posicionamiento va a ser un punto intermedio entre el movimiento the real food, de comer solo comida real, fuera ultra procesados y todo esto que podríamos posicionarlo como en un extremo y luego el otro extremo de cultura anti dietas, de lo mal que van las dietas, de aceptar nuestro propio cuerpo, etc.

Entonces esta nutricionista, se podría posicionar en un punto intermedio donde sí propone basar toda tu alimentación o la mayoría de tu alimentación en comida saludable, pero sin restringirte en darte caprichos y poder disfrutar de la comida que te gusta, una pizza los fines de semana, una cerveza, etc. Y luego sin caer en el extremo de eso de nunca más hacer dieta, porque también es válido que alguien quiera perder peso y para perder peso tendrá que llevar cierto control y obviamente ingerir menos calorías de las que se gasta.

Entonces el posicionamiento de esta nutricionista sería que te ayuda a perder peso, a conseguir tu objetivo de pérdida de peso, pero sin tener que restringirte y sin tener que dejar de lado esas comidas que a ti te gustan y darte esos caprichos.

Es probable que no llegues a esta conclusión el primer día cuando estás empezando a trabajar con tu marca personal para llegar a este tipo de conclusiones, por eso repito que, es muy importante hacer ese reconocimiento y conocer bien tu sector, qué opciones, qué movimientos hay dentro de tu sector, de tu temática, sobre todo en la actualidad.

 

2. Elige cuál va a ser tu plataforma principal de marketing

El punto número dos sería elegir cuál va a ser nuestra plataforma principal de marketing de redes sociales y luego hacer un análisis de qué está haciendo la competencia o nuestra competencia tanto directa como indirecta en esa plataforma en concreto. Podemos decidirnos por Instagram, por TikTok, por LinkedIn,…

Normalmente y cuando estamos empezando, no es recomendable que intentemos abarcar todas a la vez, sino que es mucho más inteligente dedicar nuestros esfuerzos a una.

 

Y luego ya cuando tengamos claro cuál es nuestra estrategia, veamos lo que nos funciona y demás, ya podemos pasar a otra secundaria, reutilizar contenido, etc, pero aquí como os digo, ya vendrá por gustos, por conocer a vuestro cliente ideal y saber en qué plataforma es más fácil que lo encontréis.

En mi caso, yo siempre recomiendo para empezar Instagram como plataforma principal. En la mayoría de los casos ya digo que esto puede cambiar, pero a mí me parece la plataforma más completa ahora mismo y más interesante para trabajar los diferentes aspectos de nuestra estrategia.

 

Como os decía, es interesante hacer un poco de análisis de qué están haciendo los principales referentes de tu sector en esta plataforma en concreto, y también otros referentes u otras cuentas que a lo mejor no son exactamente de tu sector, no son exactamente tu competencia, pero que lo están haciendo muy bien, que su estrategia está funcionando y sobre todo, desde aquí podremos sacar ideas de estilos de contenido, formatos no tanto de temática, de qué publicar, sino el cómo, qué es lo que está funcionando en ese momento en esa plataforma en concreto.

Por ejemplo, si nos vamos a Instagram, pues están funcionando este tipo de reels y en concreto los reels que son de X duración, que tienen este formato, que siguen esta estructura, etc o si nos vamos a TikTok, están funcionando muy bien los vídeos tipo reto o los vídeos en tendencia, tipo de humor, etc

 

 

3. Define tus pilares de contenido 

Ya hemos hablado muchas veces de lo que son los pilares de contenido, así que no me voy a enrollar en eso, pero lo que yo suelo recomendar es definir de 3 a 5 temáticas o categorías que nos sirvan como paraguas. Como siempre os digo, no tienen que ser temáticas muy específicas, ya que son como tres etiquetas o tres categorías que nos sirven para englobar luego todas esas ideas de contenido más específicas para definirlas ahí.

Hay muchas maneras de hacerlo. Yo os voy a recomendar dos que son de las más fáciles y rápidas.

  1. Por ejemplo, si tienes una marca personal y tienes tres servicios diferentes, pues lo más fácil es que puedas sacar una temática directamente relacionada con cada uno de estos servicios.
  2. La otra opción es pensar en tu cliente ideal y cuál es el punto de inicio de ese cliente ideal o cuál es el punto final al que quiere llegar.

 

Ejemplo 1

Siguiendo con el ejemplo de la nutricionista, pues alguien que quiere perder peso y ahora no sabe cómo hacerlo y el punto final es que tenga una manera, un método para mantenerse en su peso, o sea, lograr perder ese peso y luego mantenerlo. Entonces podemos pensar del punto cero al punto final, cuáles son esos tres pasos o tres áreas o tres temáticas que esa persona necesitaría trabajar.

En este caso, por un lado, necesitaría trabajar los hábitos, por otro lado necesitaría aprender a cocinar recetas saludables y demás, y luego necesitaría esos tips para perder peso. Serían estas tres áreas y las podríamos definir como los tres pilares de contenido.

 

 

Ejemplo 2 

Si estamos hablando de alguien que es una organizadora profesional que ayuda a personas a organizarse mejor en su vida, en su casa, etc. Podíamos definir los pilares como finanzas, orden y limpieza como otro pilar y el tercero pues cocina porque también es una parte importante de todas las tareas de la casa, etc.

 

 

4. Define y sobre todo trabaja cómo vas a comunicar los diferentes servicios/productos/programas que ofreces

El paso cuatro va a ser definir y sobre todo trabajar en cómo vamos a comunicar los diferentes servicios que ofrecemos, los diferentes productos, programas, lo que sea que vendamos, que tampoco tienes por qué tener tres. Como he dicho antes, puedes tener dos o tener solo uno.

Lo que yo te recomiendo, sobre todo, es que tengas muy bien definido cuáles son los diferentes servicios y cuál es la promesa principal. Una única promesa, que es lo que te voy a ayudar a conseguir con este servicio y que sea una idea en concreto, no querer explicar demasiadas ideas a la vez, porque eso al final confunde. Y aunque tengamos varios servicios, yo siempre recomiendo como máximo que hablemos públicamente de tres.

Si tenemos tres servicios que son nuestros servicios principales, luego sí que podemos ofrecer cosas puntuales o que solo ofrecemos, por ejemplo, a personas que antes han pasado por estas asesorías o que antes han pasado por ese servicio y luego otra opción que sirve para los que ya se han graduado de esa opción o ya han pasado por esa.

No quiere decir que no podamos ofrecer más cosas, pero pública y continuamente lo que vamos a tratar en nuestro contenido y de lo que vamos a hablar va a ser como máximo de estas tres opciones para trabajar con nosotros.

Y como ya hemos visto en otros capítulos, sobre todo en el que se explicaba la regla de los 9 posts (episodio 046), sería interesante que como mínimo uno de cada 9 publicaciones que pueden ser más hagamos referencia a uno de estos servicios. 

A veces se nos olvida vender a través de nuestro contenido, sobre todo cuando tenemos una marca personal y es importante incluir y hacerlo de forma repetida, qué es lo que ofrecemos y sobre todo luego, si nos vamos a las historias, sería interesante como mínimo una vez a la semana hacer algunas historias de venta o hablando de uno de nuestros servicios, etc.

 

 

5. Define tu factor de autoridad

El punto cinco va a ser definir o elegir nuestro factor de autoridad y luego repartirlo en nuestro contenido y que forme parte ya de nuestra comunicación habitual, que es ese factor de autoridad. 

Pues bien, como sabéis, la confianza que necesitamos crear con nuestros seguidores o nuestra audiencia para que luego nos compren, se gana con el día a día, con aportar valor a través de nuestro contenido, que lo haremos gracias a los pilares de contenido. Pero a veces no es suficiente con aportar solamente mucho valor, porque quizá podemos pasar a que nos consideren con esa cuenta que publica tips sobre X y ya está, sino que también hace falta responder a la pregunta de por qué debería confiar en ti o por qué debería invertir mi dinero en ti frente a otras opciones, etc

Lo que yo he ido viendo durante estos años es que mucha gente, sobre todo marcas personales, por miedo a sonar demasiado engreído o que la gente pueda pensar mira esta que habla bien sobre sí misma o se lo tiene muy creído o algo así por miedo a dar esa imagen que al final nunca llega o es muy difícil que se llegue a producir esa sensación en esa audiencia que nos conoce y le gusta nuestro contenido, pues dejamos de hablar de esos factores o de esas razones por las que la gente debería confiar en nosotras.

Hay muchos factores de autoridad que al final son esas razones que podríamos encontrar y, aunque estéis empezando, o, aunque estés en una etapa más inicial de tu camino como emprendedora con tu marca personal, siempre hay algo que podemos elegir como ese factor de autoridad. Como os digo, hay muchos y entre otros pueden ser:

  • los años de experiencia
  • el número de clientes a los que ya has ayudado
  • que estás hiper especializada en un tema súper concreto
  • que tengas un título o unos estudios determinados
  • que tengas un método único diseñado por ti para trabajar x área dentro de tu temática
 

Podéis encontrar el que queráis, se trata de definir cuál va a ser ese factor de autoridad e incluirlo en vuestra comunicación. Y, sobre todo, como siempre os digo, para que algo quede claro y se transmita bien a vuestra audiencia, se tiene que repetir. No basta con publicarlo un día y ya está.

Así que esto una vez lo elijáis es interesante irlo incluyendo por ejemplo al final o al principio de un texto o cuando haces unas historias volviéndote a presentar por si tienes nuevos seguidores. En definitiva, tiene que aparecer de vez en cuando. Para hacerlo de forma sutil o para que no parezca que estamos hablando demasiado de nosotros mismos, lo podemos incluir en posts o publicaciones que sean para dar valor.

 

Por ejemplo, si yo hago una publicación de «3 pasos para llegar a tu público objetivo», en lugar de hacer la publicación con el título y luego ya entrar en los tres pasos, podría hacer como un mini párrafo de introducción tipo «después de haber ayudado a más de 500 emprendedores a llegar a su público objetivo y vender a través de Instagram, he detectado que la forma más fácil de conseguir X es siguiendo estos 3 pasos» y luego ya incluyo los tres pasos. Y con esto, con esta breve introducción hemos añadido allí nuestro factor de autoridad, lo que cambia la percepción que puede tener la audiencia o ese seguidor respecto a nuestra marca personal y nuestra autoridad.

 

 

6.  Elige qué táctica vas a realizar para llegar a tu público objetivo

El punto seis sería elegir la táctica de visibilidad, lo que vamos a hacer, qué acción vamos a realizar para llegar a nuestro público objetivo. Y aquí obviamente hay mil opciones, pero lo que suele pasar es que cuando queremos hacerlas todas o queremos probarlo todo a la vez, como no nos estamos enfocando en ninguna en concreto, no damos suficiente tiempo y no ponemos suficiente esfuerzo como para que esa acción llegue a darnos resultados. Por eso nos solemos quedar bloqueados, nos cuesta llegar a nuestro objetivo y nos frustramos.

Si nos centramos en una única acción, podría ser relativamente rápida. Cuando queremos hacer todo a la vez, eso se ralentiza muchísimo y es la etapa inicial de ir creciendo poco a poco. Al principio puede que se expanda en el tiempo y nos lleve un año llegar a tener esa comunidad o tener ese público objetivo. Si en cambio, como digo, nos centramos en uno y primero aprendemos a hacer eso bien es más probable que eso llegue más rápido y que más rápido podamos conseguir esa comunidad para empezar a vender, etc.

No os voy a decir aquí todas, porque tenéis un montón de episodios del podcast en los que hablamos de diferentes tácticas de visibilidad, pero algunas son las más comunes ahora mismo, pues optar por el contenido viral tipo reels, tipo TikTok. Pero si en este caso elegimos este formato de contenido o esta táctica de visibilidad, hay que tener también cierta paciencia. No vale con publicar un reel a la semana si de verdad vamos a confiar en los reels o en los vídeos de TikTok para llegar a nuestra audiencia. Tendremos que ponernos en serio, lo que en TikTok a lo mejor significa publicar tres veces al día durante varias semanas o reels un vídeo al día durante x semanas o meses, etc.

 

Cuando lo elegimos tenemos que apostar al 100% por ello y por eso es interesante primero parar, hacer el análisis de la competencia, ver qué está funcionando y definir luego nuestra estrategia y qué pasos vamos a seguir. 

 

Otras opciones si no os gusta el tema de reels, viralidad y demás, podríamos optar por las colaboraciones o entrevistas con otros profesionales de nuestro sector o de sectores relacionados o simplemente por la publicidad, que también es una táctica que es súper válida y también funciona, sobre todo si tenéis más que tiempo para dedicar a esa primera etapa, pues tenéis algo de dinero para hacer esta inversión y aumentar vuestra comunidad gracias a la publicidad pagada.

 

 

7. Define cuál va a ser tu embudo de venta

Y el punto último, el punto siete, sería definir cuál va a ser nuestro embudo de venta.

Una vez tenemos definidas esas ofertas, diferentes servicios que vamos a ofrecer, tenemos que dibujar o tener en mente cuál va a ser el camino que va a seguir una persona desde que nos encuentra en el perfil, qué camino va a seguir hasta que puede convertirse en cliente, hasta que compra ese servicio/producto. 

 

No hay un embudo óptimo o un paso a paso óptimo, sino que cada uno tiene que probar, ir definiendo el suyo.

 

Ejemplo 1

Puede ser que el embudo empiece a través de publicidad, de post de Instagram vamos publicando contenido y los que mejor funcionan, pues le damos un poco de publicidad para llegar a nuestro público objetivo. Y qué ocurre cuando esta persona llega a nuestro perfil y nos descubre que tenemos un recurso gratuito en el link de nuestra bio que los lleva a empezar a formar parte de nuestra newsletter y realizamos la venta a través del email marketing con una newsletter que enviamos cada semana o que cuando se suscriban a eso y se descarguen ese recurso gratuito, van a recibir una serie de emails en los que vamos a presentarles nuestro servicio, producto, etc

 

 

Ejemplo 2

Otra opción, otra versión de este camino podría ser que nos encuentran por reels, luego descubren también nuestros posts, que son más para aportar valor, con más detalle, etc. Con esos posts los llevamos a o incentivamos que vayan a ver nuestras historias y en historias es cuando salimos a hacer la venta e incentivamos que esas personas que están viendo las historias nos escriban por mensaje directo y es a través de mensajes directos donde cerramos la venta, concertamos una sesión o lo que sea.

 

Ejemplo 3 

O por último, si estamos trabajando en TikTok en vez de en Instagram, pues puede ser que nuestro embudo simplemente sea a través de vídeos de TikTok, hacer otros videos de texto que sean más hablando de lo que ofrecemos y demás, y que la llamada a la acción sea ir a nuestro Instagram y escribirnos por allí por mensaje privado, ya que en directo de momento es un poco más difícil el tema de la interacción directa a los mensajes, etc Podría ser que quisiéramos llevarnos a la gente de TikTok hacia Instagram y cerrar por allí la venta o llevárnoslo a otro sitio.

 

 

En resumen – Recapitulando los 7 pasos:

  1. Definir nuestro posicionamiento
  2. Elegir cuál va a ser la plataforma principal que vamos a usar y hacer un poco de análisis de la competencia
  3. Definir esos pilares de contenido
  4. Explicar bien cuáles son los diferentes servicios que vamos a ofrecer de forma pública y en el caso de que tengamos más, elegir solo tres de los que vamos a hablar públicamente a través de esa plataforma
  5. Elegir nuestro factor de autoridad y repartirlo a lo largo de nuestro perfil, de nuestro contenido, etc.
  6. Elegir la táctica de visibilidad principal que vamos a usar para llegar a nuestro público objetivo
  7. Y el último, definir ese embudo de venta, ese paso a paso que va a seguir el cliente para comprarnos finalmente 
 

Una vez hemos visto estos 7 pasos de forma superresumida, si os interesa, si os ha gustado este episodio y queréis que trate alguno de los pasos más en profundidad, me podéis escribir vuestra petición y lo tendré en cuenta para preparar nuevos capítulos del podcast y así poder entrar con más detalle a tratar algunos temas que os puedan interesar. Mis mensajes directos siempre están superabiertos para vosotros.

Define muy bien cuáles son los diferentes servicios y sobre todo cuál es la promesa principal.

Compartir:
Próximo taller gratuito en directo

Encuentra tu Estilo de Reels

El taller definitivo para que aprendas a usar este formato de contenido a TU manera. Te guiaré paso a paso a través de los diferentes estilos y tipos de Reels que están funcionando mejor ahora para que elijas el que más se adapta a tu marca y negocio.

Miércoles 10 de agosto a las 12:00 (CEST)